miércoles, 4 de marzo de 2015

La evolución de la conquista: Tinder


Desde su salida he sentido una gran curiosidad con esta aplicación móvil, sin embargo tengo que decirles que en enero después de mucho tiempo de quererla explorar pude hacerlo en cuerpo ajeno a través de una amiga que la usa y que me permitió conocerla (por reserva no diré su nombre) sin embargo, quiero decirles que ella me ha develado la evolución de la conquista de este siglo y para mi es claro que se llama "Tinder" y pronostico que llegó para quedarse.

Lo primero que vino a mi mente al usarla es que es toda una experiencia y una muy emocionante. Sólo puedo decir como verbatim "Definitivamente es una lástima no haberla tenido antes, si me hubiera tocado esto soltera, probablemente la hubiera usado"

Tinder pone los puntos claros y deja que se definan las expectativas. La segmentación es configurable y  asegura un % de efectividad mayor al normal, ya que por derecha dejas claro cercanía, si hombres o mujeres y los intereses comunes. No encontrar a alguien es difícil así.

Parece que el proceso de conquista va tomando matices de proceso de selección, donde un punto crucial es el filtro de imagen y afinidades. Con respecto a este primer paso déjenme decirles: es relevante tener varias fotos si de imagen hablamos, esto mitiga un poco el impacto de la foto Vs la realidad, no falta el que no se da cuenta que sus fotos (las que toma la aplicación de Facebook por defecto) son las de su matrimonio, las de su hijo recién nacido o el típico retrato familiar. Todo eso se puede modificar y finalmente se pueden elegir las fotos que hacen mejor gala de los atributos de cada uno de los usuarios, es decisión de cada cual. La sugerencia aquí es: háganse un favor, pongan la foto chévere pero también una que sea fatal, que quien vea la cantidad de fotos disponibles tenga una impresión real de lo que va a encontrar.

Ya es una realidad, los jóvenes de ahora y adultos en Colombia están usando esta App; es común preguntarle a alguien que como conoció a su novia y a su pareja y que la respuesta sea "Tinder" y es algo que a mi modo de ver (y tengo que decir que para este tema no soy nada conservadora) esta transformando la forma en la que nos relacionamos, en la que conocemos el mundo, lo apropiamos  y hasta la forma en como la tecnología se integra a nuestra vida.

Muchos dirían que con esto se pierde emoción, que se desvirtúa el proceso de conquista, el susto de la expectativa por conocer a alguien que alguien en común nos presenta; pero yo personalmente pienso, que lo que Tinder logra es refinar el proceso, hacerlo más certero, setear expectativas claras, acortar los tiempos. 

Hay que ser claros, muchos la usan sólo para tener sexo, otros para entretenimiento casual (Tener plan) y otros para el dating emocionante, créanme que según lo que he investigado (por el lapso de 2 meses aproximadamente que tengo en mi mente inquietudes al respecto) podría aseverar que más del 60% de los Colombianos que están allí lo hacen realmente porque tienen el deseo de encontrar pareja y esto es una aplicación que llegó para mejorarles el proceso, los tiempos de respuesta y el % de conversión a una cita real y afín.

Durante este proceso abrí mi Twitter para que mis seguidores pudieran opinar sobre esta temática, encontré aportes que hoy quiero compartir con ustedes: 

"Quieres conseguir sexo sin compromiso? esa es la tendencia actual, ¿Estas cansado de encontrar perfiles falsos de facebook?, ¿Conseguiste un perfil real pero esa persona vive al otro lado del país? , para mi Tinder es la solución!" . Tinder en EEUU se convierte en un éxito y unos años después llega a Colombia pero con un pequeño cambio en su objetivo: Tinder no se utiliza para sexo casual en la mayoría de este país".

"Trabajo por todo el país, tengo mi pareja estable pero igual utilizo Tinder, lo uso porque me hace sentir con el poder, ves el perfil de la persona ves la foto y te empiezas a imaginar de todo. ¿No te parece lo suficientemente interesante?, tienes el poder de decir no me interesa, rechazada, y si te parece bonita e interesante de darle Like y al hacerlo abrirte a un mundo de posibilidades. Esto lo haces con 20 o 30 perfiles mas (Dependiendo la zona donde te encuentres) y si consigues un match y abres tu chat. 

"Ya no se tiene la misma inocencia que con MSN, ICQ o MIRC, donde buscabas crear la química para poder salir con esa persona, ahora se invirtieron los papeles buscas salir con esa persona para crear la química y que esa química conlleve a algo sea de relación estable, sólo sexual o sencillamente una buena cena".

Interesante descubrir que aquí en Colombia (como lo veníamos planteando) el Tinder no se usa con un propósito único de "one night stand", sino que en realidad entra a participar en una problemática un poco más compleja y profunda de lo que está pasando con nuestra gente. Hay muchas personas solas que en su exceso de trabajo, actividades no tiene tiempo que perder y que se apoya en la tecnología hasta para facilitar su día a día en esta materia. Hoy las redes sociales trascienden de ser herramientas sociales para ser herramientas de calificación, sea  de confianza para créditos (como es el caso de Lenddo) y en facilitadores de encuentros de aficiones, afinidades e intereses para personas que desconociéndose, buscan encontrar a alguien como ellos para recorrer una parte o mucho del camino juntos que es el caso de Tinder. 


Hay otro tema real que tocar aquí y es la sensación relacionada de manera indirecta con la compra virtual. Una amiga cercana afirma lo siguiente "Es emocionante dar like en Tinder, me siento comprando, siento que ya tengo a esa persona en el carrito de compras, cada match es como ganar" y con esta afirmación se despiertan inquietudes que no puedo dejar por fuera de este artículo como: ¿Será que el advenimiento de este tipo de mecánicas que generan sensaciones en los consumidores equiparables al e-commerce pueden realmente influir en su nivel de decisión y confianza para sumarse de manera movil a estos procesos de compra una vez que estén disponibles en otras temáticas o modelos de negocios?, ¿Podrá tener algún impacto o relación?, porque si algo tengo por seguro es que aquél que ama comprar en línea es adicto a hacerlo, eso lo vivo todos los días, mi esposo es así. 


Adicionalmente el tema planteado en el Verbatim de mis usuarios de twitter me genera las siguientes inquietudes y relaciones: 
¿Será que la sensación de poder sobre el proceso de selección le genera a las personas una satisfacción particular que se relaciona directamente con el poder y esto impacta con éxito éste sistema de dating? probablemente es así, el tiempo me dará la razón, amanecerá y veremos. 

Es importante saber que los tiempos y los consumidores evolucionan a alta velocidad, que lo mínimo que podíamos esperar es que nuestro proceso de relacionamiento, social, y de dating también lo haga y que como otros aspectos de nuestra vida se apoye en la tecnología y en lo digital para hacerlo simple, certero, medible y altamente efectivo. 

Sin duda hoy encaramos "la evolución de la conquista", la reconfiguración del proceso de relacionamiento de pareja, la búsqueda clara, sincera y frentera de las relaciones relacionadas directamente con las expectativas y las actitudes deseadas en el otro. Después de esta investigación quiero dejar claro que el tema para mi pierde toda la satanización que tenía en un principio, gana relevancia y genera un dimensionamiento diferente al que inicialmente pude haber tenido al enfrentarme al reto de ir profundo en el uso, entendimiento y apropiación del conocimiento alrededor de esta aplicación y lo que implicaba la temática de la misma. 

Todos mis respetos a los que quienes claramente usan la herramienta, felices match y pesca en la red, buenas salidas, noches y entretenimiento. 

Es bueno realmente saber que la tecnología, lo móvil y lo digital asisten labores tan relevantes como la conquista con la finalidad de encontrar una buena pareja, para la vida, o sencillamente para la noche. 
Que no sea acierto el 100% de las veces no importa, pasa también en los modelos convencionales. Hay que besar mucho sapo para encontrar nuestro príncipe.