domingo, 9 de febrero de 2014

Hacia una nueva educación



La educación está cambiando y con ella los docentes debemos reinventarnos. 

Recientemente comencé de nuevo mi ciclo de clases en el CESA Universidad donde soy docente para la Especialización de Mercadeo Estratégico y donde tengo a cargo la materia de Marketing Digital. Año tras año pasan por mi aula grupos de 34 a 40 estudiantes (5 o 6 por año) con quienes tengo el privilegio de compartir un poco de lo que sé y con quienes me trazo la meta de avivar su pasión por este tipo de Marketing. 

Para comienzos de este periodo 2014, la Directora de postgrados: Lina Maria Echeverri,  me retó con un nuevo método de aprendizaje y me inspiró para adecuar mis clases magistrales a éste. Y es que las nuevas generaciones ya no aprenden como lo hicimos nosotros, nuestros padres o abuelos, están aprendiendo por su cuenta y tienen un hambre grande de hacerlo. 

Me di entonces a la tarea de investigar y conocer más sobre este tipo de reto que tenía frente a mi llegando a conocer que no es algo puntual que esté implementando el CESA, sino que es una tendencia mundial llamada "FLIP LESSONS" planteda por Jonathan Bergman y Aron Sams, dos profesores del Woodland Park High School de Colorado quienes al usar las metodologías convencionales se dieron cuenta que el interés, motivación y curiosidad de los estudiantes se diluian dadas las múltiples formas de compartir el material y preinformarse previo a las sesiones de los contenidos de clase. 

Es así como nacen las Lecciones Invertidas: un modelo metodológico donde el estudiante es el absoluto responsable de su formación y el docente toma el rol de facilitador en la adopción del conocimiento. Tengo que confesarlo que implementarlo no fue fácil para mi, tendemos a pensar que cómo aprendemos y nos gusta, así aprenden los demás, pero resulto no ser cierto. Me dió dolor de panza de sólo pensar que iba a dejar la responsabilidad de aprender en cada uno de los estudiantes, y me sentí para ser sincera un poco desconfiada de este nuevo método. 

Este nuevo modelo se plantea el reto como primer encuentro, definición del trabajo final a completar desde la primera sesión, pintamos el camino pero no sus componentes, y a medida que se avanza entre casos, ejemplos, juegos de rol, lecturas y algo de teoría; son los estudiantes quienes resuelven el rompecabezas y ponen todo en su lugar, son ellos los enteros responsables de su formación. 

Me dio dolor de panza pensarlo (de nuevo lo repito), planearlo no fue sencillo, deshacerme de todos mis paradigmas al respecto, reinventar mi materia, repensar la teoría y darles responsabilidad a mis estudiantes, salirme del modelo maternalista de la educación tradicional y de las horas de cátedra y clases magistrales.

Lanzarme a realizarlo y encarar este reto no fue nada sencillo, confieso que no dormí algunos días del nerviosismo de enfrentarme a mi primera vez de la mano de esta metodología, poniendo todo y esperando más pero con la incertidumbre del resultado (Como verán soy una mujer algo planificadora y cuadriculada y no tener certezas me angustia); pero después de 3 semanas de hacerlo,  tengo que decirles que el experimento resultó divinamente. 

El pasado fin de semana terminé la materia con mi primer grupo de este año el 34B, aplicando esta metodología y quiero compartirles que sin duda los resultados son sobresalientes. Vi "esponjas" en clase, seres intelectualmente motivados y retados por el resultado, los vi valientes, emprendedores, curiosos y hambrientos de conocimiento y resolución de cara a un tema desconocido para ellos "El Marketing Digital". 

La reducción de las sesiones magistrales y los espacios de intercambios de juicios de valor sin duda dieron otra dinámica al proceso de aprendizaje de estos profesionales, aportaron en su proceso de apropiación de conceptos y lo más importante; forjaron una curiosidad y una recursividad que llevaron a la acción para resolver exitosamente el trabajo final, no se imaginan la gran labor que realizaron. 

Tengo que decirlo, sin temor a equivocarme. La educación ha cambiado, esta viva, se reinventa, los profesionales y docentes debemos tener una visión diferente hacia este cambio, apropiarnos, flexibilizar nuestras metodologías y recibir guia, incluso en un tema tan moderno como el Marketing Digital porque esto aplica para todo, sin importar la materia y su complejidad, nuestros consumidores están cambiando y la educación debe hacerlo para ellos.

Les comparto una infografía sobre este  creada por "Knewton" para explicar un poco más del modelo, pero quedo abierta a que lo hablemos, opinen, me escriban y construyamos juntos mucho más a partir de este post. 

¿El reto cuál es entonces?, permanecer vigentes, reinventarnos y flexibilizarnos, porque aún como docentes tenemos mucho que aprender y las nuevas generaciones vienen con todos los chips incluidos, más interacción, más ambición, más acción incluso en temas como el Marketing Digital. 

Mis infinitas gracias a Lina por inspirarme y abrir mis ojos a éste cambio, por ser luz en mi camino como docente que sin duda es el propósito de mi vida. 

El camino de reinvención sólo ha comenzado y tengan la absoluta certeza ustedes mis seguidores que les iré compartiendo más sobre esta apasionante experiencia.